Tus síntomas y tu columna

Altamente especializado en tu columna vertebral y junción del cráneo con la primera cervical.

La quiropráctica es la única profesión de la salud encargada de permitir un correcto funcionamiento mecánico de la columna vertebral por tal de  reducir el estrés del sistema nervioso, circulatorio y “glimfático”.

El cuerpo humano está diseñado para mantenerse sano y funcional, cuando la columna cede, entra en un proceso de patogénesis:

Salud<Malestar<Síntomas<Enfermedad

La quiropráctica se ha visto efectiva en:

Dolor: Cervical y trapecio, articular, muscular, espalda, rodillas, hombros, pies.

Piernas y brazos: Dolor, hormigueo, debilidad, temblores.

Estructura: Escoliosis, curvaturas cifóticas o lordóditcas anómalas, pierna corta funcional, rangos de movimiento limitados.

Musuclar: Distonía, tortículis, puntos gatillo, agarrotamiento, tensión, temblores.

Piel: Piel sensible, escamosa, irritable, picores, psoriasis, eczema.

Cabeza: Vértigo, migraña, neuralgia del trigémino, mareos, dificultad de concentración.

Oído: Pérdida de agudez auditiva, presión, acúfenos, Meniere.

Orofaringe: Dificultad en deglución, inflamación, sensación de torpeza al hablar.

Tracto gastrointenstinal: Problemas digestivos, órganos difuncionales, hemorroides, dolor en evacuación, fisura anal.

Sistema circulatorio: Hipertensión, arritmias, mareos.

Sistema respiratorio: Asma, dificultad en respirar por la nariz.

Sistema urogenital y excretor: Disfunción sexual, infecciones constantes, incontinencia.

 

*Para entender algunos de los mecanismos de la patología y porqué podemos ayudarle en estos casos de forma lógica, visite nuestra página en más profundidad o contacte al doctor.

Anuncios