Altamente especializado en la columna vertebral y esqueleto: Especial énfasis en Atlas/ Junta cráneo-cervical (C0-C1-C2),  columna Lumbopélvica (columna lumbar, sacro y pelvis).

La quiropráctica es la única profesión de la salud encargada de permitir un correcto funcionamiento mecánico de la columna vertebral por tal de  reducir el estrés del sistema nervioso, circulatorio y “glimfático”.

El cuerpo humano está diseñado para mantenerse sano y funcional, cuando la columna cede, entra en un proceso de patogénesis:

Salud<Malestar<Síntomas<Enfermedad

La quiropráctica se ha visto efectiva en:

Dolor: Cervicalgia, lumbalgia, ciatalgia/ciático y trapecio, articular, muscular, espalda, rodillas, hombros, pies.

Piernas y brazos: Dolor, hormigueo, debilidad, temblores.

Estructura: Escoliosis, curvaturas cifóticas o lordóditcas anómalas, pierna corta funcional, rangos de movimiento limitados.

Musuclar: Distonía, tortículis, puntos gatillo, agarrotamiento, tensión, temblores.

Piel: Piel sensible, escamosa, irritable, picores, psoriasis, eczema.

Cabeza: Vértigo, migraña, neuralgia del trigémino, mareos, dificultad de concentración.

Oído: Pérdida de agudez auditiva, presión, acúfenos, Meniere.

Orofaringe: Dificultad en deglución, inflamación, sensación de torpeza al hablar.

Tracto gastrointenstinal: Problemas digestivos, órganos disfuncionales, síndrome del colon irritable, dolor en evacuación.

Sistema circulatorio: Hipertensión, arritmias, mareos.

Sistema respiratorio: Asma, dificultad en respirar por la nariz.

Sistema urogenital y excretor: Disfunción sexual, infecciones constantes, incontinencia.

 

*Para entender algunos de los mecanismos de la patología y porqué podemos ayudarle en estos casos de forma lógica, visite nuestra página en más profundidad o contacte al quiropráctico.

Anuncios