Recomendación postural para mejorar tu columna lumbar

Hoy mi objetivo es uno muy concreto, ayudar a prevenir el dolor lumbar en especial esos ataques que pueden dejarnos en cama durante mucho tiempo, y mantenernos alejados del ámbito laboral en contra de nuestra voluntad.

El DOLOR LUMBAR, LUMBALGIA, CIÁTICA incluso PROBLEMAS UROGENITALES. Alto y claro. Como siempre, haré un pequeño repaso de la anatomía del área a estudiar para poder llegar a la cuestión con más facilidad.

 

Breve repaso de la anatomía de la cavidad abdominal y sus límites musculares

En la cavidad abdominal se encuentra en los cuadrantes superiores: Páncreas, Hígado, Vesícula Biliar, Bazo, Estómago, Riñones;

Y en cuadrantes inferiores: Intestinos, Vejiga, Próstata y aparato reproductor femenino y externamente al abdomen el masculino.

La cavidad abdominal está delimitada por:
-Extremo superior por los músculos diafragmáticos.
-Parte inferior por el suelo pélvico.
-Apartado posterior: columna lumbar y músculos PSOAS, Cuadrado lumbar, Iliocostal; lateralmente el músculo transverso del abdomen.
-Apartado anterior por los músculos: Oblicuo externo, Oblicuo interno y Recto abdominal.

 

Errores de carga e impactos mal distribuidos en nuestra columna

Uno de los fenómenos más comunes que mis pacientes comparten, son comentarios acerca de su mejora postural a ojos de otras personas tales como vecinos, familiares, peluqueros etc.

Pero antes que sucedan estos comentarios hacia ellos, lo primero que notan al entrar es un persona correctamente erguida y relajada.

Entonces, ¿Cuál es la diferencia entre las personas que entran en mi consulta y las que salen?
En primer lugar es un trabajo articular mejorado en toda la columna por parte del profesional, y en segundo lugar aprenden que al dejar caer todo el peso del cuerpo en una columna distendida, este peso afecta a las carillas articulares posteriores y aumentando la tensión y la carga en articulaciones inadecuadas.

La anatomía vertebral

Articularmente las vértebras lumbares tienes 6 articulaciones cada una de ellas, y se dividen en dos grupos según efectos útiles, REPARTIR CARGA y GUÍA:
-CARGA: La parte superior e inferior del cuerpo vertebral donde se asienta el disco, su función es absorber impactos y cargar con el peso del cuerpo, reposando encima del sacro el máximo nivel de carga de la columna.
-GUÍA: Las cuatro articulaciones (2 super. Y 2 inf.) en la prolongación de la vértebra más allá del cuerpo vertebral (arco intervertebral), su única función es guiar la vértebra en su movimiento seguro. Bajo ningún concepto cargar el peso del cuerpo.

“El problema está en la carga incorrecta del peso en el arco invertebral”

Anatómicamente el PARS interarticularis es la zona más débil en la vértebra lumbar y el estrés continuado en este punto puede alterar el ritmo de regeneración ósea, elongando esta estructura con el tiempo. Cuando esto sucede, el peso recae sobre la parte posterior del disco con mucha más fuerza.

Como problema secundario la columna lumbar se bloquea entera haciendo mas propensa a la persona a quedarse “clavada” de la espalda.

Recomendaciones

Primero es muy importante entender mas o menos los conceptos escritos en este artículo.
Debido a dejar caer el peso en los arcos intervertebral, se crea un triple efecto:
Distensión el la musculatura anterior.
-Sobrecarga/concentración/puntos gatillo en la musculatura del apartado posterior.
Disfunción en músculo PSOAS (muy importante debido a su tamaño, función y posición anatómica).

Ahora simplemente nos ponemos en pie, ponemos el estómago para dentro usando el diafragma, y concentramos el recto abdominal mientras sacamos todo el aire de nuestros pulmones.
Intentamos mantener esa sensación y esa tonificación en el área del “core” y con esto podrá empezar a notar cambios y salvar de daños posturales tu columna lumbar.
Añadimos ejercicios para mejorar el tono natural de nuestros  músculos abdominales trabajando siempre siempre con la máima extensión  del recto abdominal para activar todas sus fibras en todo su recorrido, siempre sin dolor.

Como es lógico no solo nuestra espalda y columna se van beneficiar de ello, si no que nuestros órganos internos especialmente aquellos localizados en los cuadrantes inferiores de la cavidad abdominal se van a ver afectados positivamente gracias al alivio que produce tener una columna más fluida con menos presión en el plexo nervioso lumbosacro.

Para conocer más no dude en contactarnos.

-Eloi D. Murillo, DC.

Anuncios