Cervicalgia o dolor cervical: Paradigmas

https://i1.wp.com/www.columnavitae.com/wp-content/uploads/2014/04/cervical-in.jpg

 

Padecer molestias, dolor y/o movimiento limitado de la columna cervical es un problema epidemiológico exacerbado por nuestro estilo de vida  y provocado por traumatismos.

Es común considerar el parto como un punto de partida accidentado debido a las maniobras actuales empleadas donde no es extraño forzar la columna cervical del bebé al dar a luz junto con algunos procedimientos emocionalmente traumáticos.
Luego vienen traumatismos futuros, sobre-esfuerzos, ambientes nocivos, estreses  múltiples…

Este cúmulo de eventos termina afectando mecánicamente la articulación cráneo-cervical debido a su falta de “topes articulares” a diferencia de las vértebras inferiores, las cuales están perfectamente bloqueadas a través de sistemas de planos simples y compactos de 6 articulaciones, formando un sistema de anclaje que solo puede ser alterado a través de modificaciones estructurales (elongamiento o destrucción del pedículo, alteración de la altura del disco intervertebral y otras patologías).

El segmento más débil es entonces la primera vértebra cervical, el Atlas, que solo dispone de 4 articulacianos que opuestamente no forman un sistema de topes suficientemente estable, permitiendo un movimiento multiplanar exclusivo, y así siendo suceptible a desplazamientos que se mantienen en estado de reposo de entre 3 a +0,7 milímetros sin destrucción o alteración de la estructura ósea.

Es entonces cuando la fuerzas de torsión afectan a tejidos blandos que tiran de articulaciones inferiores ejerciendo presión extra en discos intervertebrales y creando irritación en facetas (síndrome facetario). La torsión mecánica de la columna las malas posturas y microtraumatismos pasan factura a los discos (creando o empeorando hernias discales) y ocluyendo forámenes intervertebrales irritando los nervios a través.

El Atlas por si mismo está en ese momento afectando los mecanorreceptores, vértebras inferiores , irritando la médula espinal y oblongada produciendo: dolor en el cuello que puede viajar a la espalda y hombros, pérdida de fuerza en extremidades, posturas incorrectas y todo esto facilitará lesiones en un futuro.

El tratamiento es muy simple, reduce el desplazamiento del Atlas por un quiropráctico “Upper Cervical” ahora, el tiempo es un factor clave en la evolución del paciente, y este es un trabajo que no puede hacer ningún otro especialista sanitario (cirujano, fisioterapeuta, traumatólogo, etc.)

-Dr Murillo, UCDC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s